La información puede no estar actualizada.

Velar porque se mantenga la solidez y eficiencia del sistema bancario; fortalecer y fomentar las condiciones propicias para el desarrollo de Panamá como centro financiero internacional; promover la confianza pública en el sistema bancario y velar porque los Bancos que lo integran mantengan coeficientes de solvencia y liquidez apropiadas para atender sus obligaciones; evitar que las personas no autorizadas conforme el Decreto Ley No.9 de 26 de febrero de 1998, ejerzan el negocio de Banca; velar porque los Bancos tengan procedimientos adecuados que permitan la supervisión y control de sus actividades a escala nacional e internacional en estrecha colaboración con los Entes Supervisores Extranjeros, si fuera el caso; sancionar las violaciones de este Decreto Ley No. 9 de 26 de febrero de 1998.